domingo, 30 de octubre de 2011

“Conocer bien a los otros es inteligente, conocerse bien a sí mismo, es sabiduría” Albert Einstein

A veces es mucho más difícil conocerse a uno mismo que a los demás, porque es más complicado mirar en tu interior que mirar a lo que está en tu alrededor. Pero el problema es que es indispensable conocerse a uno mismo, para poder así no cometer errores a la hora de tomar desiciones a lo largo de nuestra vida teniendo en cuenta lo que es mejor para nosotros. Por ejemplo a la hora de elegir una profesion, es necesario conocer nuentras aptitudes y defectos. Si una persona es poco paciente, no puede ponerse a dar clase, porque sería peor para ella y para los que la rodean.

Por eso es muy importante tener un autoconcepto de nosotros mismos y hay varias maneras de obtenerlo.

Una de las que vimos en clase es LA VENTANA DE JOHARI



Refleja que estamos divididos en cuatro partes:
-La parte abierta : la conocemos nosotros mismos y los demás
-La parte ciega: La conocen los de nuestro alrededor pero nosotros la ignoramos. A veces es importante hacer caso a lo que nos dicen los demás porque nos pueden enseñar cosas sobre nosotros mismos.
-La secreta: la que solo nosotros conocemos, la que los demás desconocen.
-La subconciente: No es conocida por nadie.

Otra forma de autodefinirse y de conocer nuestros pros y contras en EL ANÁLISIS DAFO





Y finalmente, una que formuló Stephen Covey, EL OCTAVO HÁBITO





Erich Fromm:”Autoconocimiento comienza por la auto- aceptación. Acéptate y te conocerás mejor”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada